-
   
-
   

Llegó la justicia!

-

Juicio a los militares Julio Alberto Tomassi, Roque Italo Pappalardo, José Luis Ojeda y a los cómplices civiles Julio y Emilio Mendez por el secuestro y asesinato del abogado laboralista Carlos Alberto Moreno el 29 de abril de 1977 durante la última dictadura cívico-militar.

9 de febrero de 2012
Aula Magna de la Universidad Nacional del Centro | Tandil
No olvidamos! Memoria, Verdad, Justicia y Alegría.

A partir del 9 de febrero en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Centro, Tandil, serán juzgados 34 años después del hecho, los coroneles Julio Alberto Tomassi, Roque Italo Pappalardo y el suboficial mayor José Luis Ojeda, por el secuestro y asesinato del abogado laboralista Carlos Alberto Moreno el 29 de abril de 1977 durante la última dictadura cívico-militar.
Por el lado civil serán juzgados los hermanos Julio y Emilio Mendez, ambos de Tandil, acusados de ser partícipes del hecho por ser propietarios de dos quintas en la que habría estado en cautiverio Carlos Alberto Moreno.
El hecho que se investiga es ‘Privación ilegal de la libertad agravada por violencia y amenazas en concurso real y tormentos, agravados por haber sido cometidos a un perseguido político, en concurso real con el delito de homicidio’.
La causa está caratulada como ‘Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires sobre denuncia (Moreno, Carlos Alberto sobre privación ilegal de la libertad)’ que se tramitó en el Juzgado Federal Nº 1 en lo Criminal y Correccional de Azul, a cargo del doctor Juan José Comparato.
Actualmente, Julio Alberto Tomassi y Roque Italo Pappalardo cumplen prisión domiciliaria; José Luis Ojeda está detenido en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz; y los hermanos Julio y Emilio Méndez se encuentran eximidos de la cárcel.

Carlos Alberto Moreno era abogado de la Asociación de Obreros Mineros Argentinos (A.O.M.A) y estaba trabajando sobre las malas condiciones en que desarrollaban sus tareas los trabajadores de la fábrica Loma Negra, en aquel momento propiedad de Amalia Fortabat, especialmente en la afección que producía en los trabajadores la exposición al cemento.
Fue secuestrado por la dictadura militar el 29 de abril de 1977 cerca de su casa en la ciudad de Olavarría, en la intersección de Lamadrid y Dorrego, en la que además tenía su estudio jurídico. Vivía con su esposa, Susana Lofeudo –embarazada de Martín- y con su pequeño hijo Matías.
De ahí lo llevan a Tandil donde lo retienen en la ‘Chacra de Méndez’, vecina al club de rugby Los Cardos, propiedad de Julio y Emilio Mendez, para luego ser asesinado en un intento de fuga real o simulado.

 
-
 
-
-
-